Familia ensamblada: cuidando a cada miembro familiar

7 estrategias que buscan integrar a toda la familia

Sin-título-3-Recuperado
4/5 - (1 voto)

La experiencia de ensamblar dos familias con distintos orígenes en un mismo hogar puede ser enriquecedora pero también difícil de equilibrar, especialmente con tantos miembros diferentes y con distintas experiencias.

Los míos, los tuyos y los nuestros

Las familias ensambladas, también conocidas como familias reconstituidas, son aquellas en las que al menos uno de los cónyuges tiene hijos de una relación anterior. Estas familias pueden ser maravillosamente diversas y enriquecedoras, pero también presentan desafíos únicos en términos de cuidado y equidad para todos sus miembros.

Con amor, comprensión y esfuerzo, es posible comenzar a construir una familia ensamblada en la que todos se sientan más cuidados, valorados y amados de manera equitativa.

En un contexto donde los modelos familiares literalmente chocan, es importante encontrar terrenos donde cada miembro se sienta incluido, relevante y a gusto. A continuación, exploraremos algunas estrategias para lograr este objetivo.

1. Reconocer la diversidad de roles y dinámicas

En una familia ensamblada, es importante reconocer que cada miembro puede tener un papel y una historia diferentes. Los padres, madrastras, padrastros, hijos biológicos, hijos adoptivos, hijastros y hermanastros pueden tener experiencias y necesidades únicas. Es esencial comprender y respetar estas diferencias para poder cuidar a cada miembro de forma equitativa.

2. Fomentar la comunicación abierta

La comunicación es fundamental en cualquier familia, pero en una familia ensamblada cobra especial importancia.

Alentar la comunicación abierta y honesta entre todos los miembros puede ayudar a identificar y abordar las necesidades individuales.

Crear un ambiente en el que todos se sientan escuchados y valorados es crucial para cuidar a cada miembro de manera equitativa.

3. Establecer normas y expectativas claras

Al definir normas y expectativas claras, se puede promover un ambiente de equidad en la familia. Establecer reglas que apliquen de manera justa a todos los miembros, así como expectativas de respeto mutuo, puede contribuir a garantizar que cada persona se sienta cuidada y protegida.

4. Promover la empatía y la comprensión

La empatía es un pilar fundamental en las familias ensambladas. Alentar a los miembros a ponerse en el lugar del otro y a comprender las experiencias y sentimientos de sus hermanastros, madrastras, padrastros o hijastros puede promover un ambiente de cuidado equitativo.

La comprensión mutua puede ayudar a construir lazos sólidos y a fomentar el respeto entre todos los miembros de la familia.

5. Reconocer y abordar las diferencias individuales

Cada miembro de la familia ensamblada puede tener necesidades y preferencias individuales.

Es importante reconocer y respetar estas diferencias, y buscar maneras de abordarlas de forma equitativa. Por ejemplo, si un hijo biológico necesita apoyo adicional en la escuela, es importante brindarle el mismo nivel de apoyo a un hijastro si lo necesita.

6. Crear espacios para la individualidad

En una familia ensamblada, es esencial crear espacios para que cada miembro pueda expresar su individualidad.

Respetar los intereses, pasatiempos y necesidades personales de cada miembro puede contribuir a un ambiente de cuidado equitativo.

Por ejemplo, planificar actividades que incluyan los intereses de todos los miembros puede ayudar a promover la equidad en la atención y el cuidado.

7. Buscar apoyo externo cuando sea necesario

A veces, las familias ensambladas pueden enfrentar desafíos que requieren apoyo externo.

Buscar la orientación de profesionales, como terapeutas familiares o consejeros, puede ser beneficioso para abordar conflictos y promover un ambiente de cuidado equitativo para todos los miembros.

En resumen, cuidar a cada miembro de forma equitativa en una familia ensamblada implica reconocer y respetar las diferencias individuales, fomentar la comunicación abierta y la empatía, establecer normas claras y buscar apoyo externo cuando sea necesario.

 

Joaquín Sombielle

Licenciado en Psicología

Docente de piano y lenguaje musical