El efecto Youtuber en nuestros hijos

Los adolescentes (e incluso niños) tienen comportamientos de total adicción a las redes sociales

youtubers

Cuando tus hijos pasan tantas horas delante de Youtube, quizá no te des cuenta de lo que puede afectarle en su vida presente y futura ¡No te relajes!

Muchos niños quieren ser “Youtubers” porque piensan que es la vía fácil y rápida de ser famoso y ganar dinero

Tantos los niños y adolescentes que se dejan influenciar por los Youtubers, como esos Youtubers con su infancia esclavizada por los likes y los seguidores… Corren el peligro de tener problemas emocionales severos.

En la era digital en la que vivimos, no podemos negar que YouTube está totalmente metido en la vida de nuestros hijos. Por eso, debemos hacernos la siguiente reflexión: Youtubers, ¿son buenas o malas influencias para los adolescentes?

Los adolescentes se fijan mucho en los likes de los Youtubers, pensando que cuanto más likes, mejor o más interesante es el contenido. Cuando en muchas ocasiones, esto no tiene nada que ver.

Los niños de entre 6 a 11 años, saben que son las redes sociales y a medida que crecen, e incluso dentro de estas edades tan tempranas, pueden hacerse un perfil en alguna red social. Lo más escandaloso es que hay niños y niñas de 10 años que tiene su propio móvil usándolo libremente y con total acceso a Internet.

Los famosos Youtubers

Los Youtubers se hacen famosos, igual o más que cualquier futbolista entre los adolescentes que los siguen en YouTube. Se convierten en ídolos de los hijos y los padres y madres se pierden entre tanto “influencer” o tanto “Youtuber”.

No es para menos, son millones los vídeos que hay en esta red y además, ¿cuál es mejor o peor? ¿Es bueno o malo para los hijos?

En realidad, la influencia que puede ejercer un Youtuber en la vida de tu hijo, siempre tiende a ser más negativa que positiva. Por eso, es muy importante que los padres no pierdan de vista qué es lo que ven sus hijos y qué tipo de contenido está visualizando en los vídeos.

Mucho postureo y poca realidad

Los adolescentes solo ven falsa felicidad, mucho postureo y vídeos que realmente no le aportan nada a nivel intelectual o emocional. Es como un “duerme cerebros” que se apodera de su tiempo y de su energía. Piensan que están haciendo “algo” productivo, pero nada más lejos de la realidad…

Los adolescentes usan las redes sociales como principal método de relación y se fijan demasiado en los “likes” en cuanto al contenido que comparten con sus seguidores. Tanto es así, que pueden incluso sentir cierta obsesión por esto y usar de manera exagerada los dispositivos.

Adicción ante las pantallas

Los adolescentes (e incluso niños) tienen comportamientos de total adicción a las redes sociales. Sienten que son una vida paralela a la suya. Los vídeos de Youtube de sus Youtubers solo les hacen creer una realidad que difícilmente es verdad.

Cuando los adolescentes se dan cuenta de que todo es falso, pueden sentir gran frustración. Además, también pueden sentir que su autoestima está siendo dañada a causa de los vídeos que ven cada día.

Youtubers que ganan dinero haciendo vídeos sin un contenido de calidad, que solo sirve para mantener la atención de los adolescentes que piensan que en el futuro quieren ser también Youtubers. Para ganarse la vida sin hacer nada… todo un problema presente y futuro.

Puede generar problemas emocionales

Cuando un adolescente que tiene sus problemas habituales de adolescencia ve vídeos de Youtube donde su Youtuber adolescente siempre está súper feliz, puede deprimirse porque la vida de esa persona es mejor que la suya y se siente amargado.

Se comparan y se sienten mal. Cuando se trata de personalidades más vulnerables (como todos los adolescentes) esto puede ser potencialmente peligroso: pueden aparecer los problemas de conducta, trastornos de alimentación e incluso, depresión.

La obsesión por los “likes

La obsesión por los “likes” puede hacer que los adolescentes pierdan gran parte de su tiempo ante las pantallas. Que se estén perdiendo su adolescencia, las relaciones de calidad con la familia o incluso con sus amigos.

Lo peor de todo, es que solo quieren hacer cosas para ganar “likes” y esto a veces, puede poner en riesgo su vida. En este sentido, es crucial que los padres tomen medidas cuanto antes para evitar que los adolescentes se obsesionen demasiado con esto.

Las chicas aprenden que para ganar likes tienen que quitarse la ropa y los chicos que tienen que estar fuertes… Esto es un problema muy severo a nivel social que se debe frenar cuanto antes.

Los comentarios también pueden hacer que los adolescentes se sientan muy mal, ya que detrás de una pantalla cualquiera puede convertirse en la persona más cruel, hiriendo la frágil salud mental gravemente de la víctima a la que van dirigidos esos comentarios.

Pero aún hay cosas mucho peor… y es que hay adolescentes que se suicidan con el juicio nublado porque no son capaces de seguir los pasos de sus ídolos de Internet o porque se sienten rechazados socialmente por culpa de los comentarios crueles que pueden recibir en sus redes sociales.

Los Youtubers y una vida distorsionada

Hay Youtubers que son niños y otros que son adultos con público infantil o adolescente, que ganan mucho dinero solo mostrando cómo juegan a juegos de diferentes videoconsolas o mostrando juguetes.

Un ejemplo es el de “Ryan ToyReview”, un niño estadounidense que en tan solo un año facturó más de 20 millones de dólares, solo mostrando y comentando diversos juegos y juguetes.

Del mismo modo, parece fácil… Pero las personas que se dedican a ser Youtubers saben que no todo es tan bonito como parece. De hecho, deben dedicar mucho tiempo a hacer los vídeos, a crear su fama o a aguantar comentarios negativos (no todo es positivo en Internet, aunque tengas mucha audiencia).

Todo esto también puede afectar muy negativamente a su desarrollo emocional. Es como una especie de explotación infantil y esto, puede suponer un estrés añadido en sus vidas y una presión nada saludable para niños y adolescentes. Los adolescentes con millones de seguidores puede que no sepan cómo llevar correctamente la fama y el dinero, haciendo que tengan un futuro con pocas posibilidades de que sea saludable.

Mamá, quiero ser Youtuber

Son muchos los niños que de mayor quieren ser “Youtubers” porque piensan que es la vía fácil y rápida de ser famoso y ganar dinero. Aunque en realidad, los padres están detrás de estos Youtubers y se convierte en un trabajo…

Un trabajo realizado por un niño o adolescente. Algo que no debería permitirse por las consecuencias que puede tener tanto a corto como a largo plazo para la salud mental del protagonista… así como de sus seguidores.

Cuando YouTube comienza a dar mucho dinero, esto se convierte en algo peligroso porque el niño o adolescente puede convertirse en el sustento familiar, pero ¿qué pasará cuando desaparezca esa fama?

Puede ser todo un problema emocional para un niño o adolescente inmaduro que no sabe gestionar aún sus emociones ni su propia vida… Poniendo en peligro su éxito académico, personal y profesional tan importantes para poder labrarse un futuro real.