Los requisitos que debe cumplir el primer móvil de un adolescente

Si estás pensando en regalarle a tu hijo adolescente un móvil, estás en el sitio adecuado

primer-movil-adolescente

Cuando se le regala el primer móvil a un adolescente es todo un acontecimiento… para ellos, el móvil es mucho más que un aparato, es todo un mundo de posibilidades. Saben que pueden navegar por internet, hablar con sus amigos, ver vídeos de YouTube y un montón de cosas más. Como es algo tan importante, es fundamental saber cuáles son los requisitos que debe cumplir el primer móvil y, así, que las familias estén tranquilas y el adolescente haga un buen uso del dispositivo.

¿Es buena idea que tu adolescente tenga su primer móvil?

Si estás pensando en regalarle a tu hijo adolescente un móvil, estás en el sitio adecuado, vamos a repasar los requisitos fundamentales para decidir si realmente está preparado para tenerlo y, sobre todo, una guía realista para ti en caso de que te decantes por hacerle este regalo.

¿Es buena idea?

La primera pregunta que debes responderte es si es buena idea o no que tu adolescente tenga su primer móvil, ya que su aprovechamiento tiene beneficios, pero también entrañan ciertos riesgos. A continuación vas a poder encontrar algunas ventajas y desventajas.

Ventajas de que tenga móvil

  • Es cómodo y podrás contactar con tu hijo de manera más fácil cuando esté fuera de casa.
  • Tendrá mayores oportunidades sociales para contactar con otras personas.
  • Conocer el funcionamiento de Internet es importante porque cada vez está todo más conectado, tanto en las aulas como en la sociedad en general.
  • El móvil puede ser una buena herramienta si se hace un buen uso de él (escuchar música, buscar recetas de cocina, seguir entrenamientos físicos, relajarse con aplicaciones de meditación, etc.).

Desventajas:

  • Puede convertirse en una distracción de la vida diaria.
  • Sin un buen control del tiempo puede convertirse en una adicción.
  • Sin una buena educación, los adolescentes pueden llegar a contenidos inadecuados.
  • Aumenta el riesgo de que los adolescentes sean víctimas de ciberacoso, sexting, estafas…
  • Un móvil con Internet es una gran responsabilidad y requiere que el adolescente esté preparado para ello.

¿Tu hijo está preparado para su primer móvil?

Otro aspecto a tener en cuenta es saber si el adolescente está preparado o no para tener el móvil. Las siguientes claves te dirán si está preparado o no:

  • No pierde sus cosas.
  • Respeta las normas y límites establecidos.
  • Confías en él.
  • Es capaz de gestionar sus tareas y las responsabilidades domésticas.
  • Tiene responsabilidad ante las cosas que debe hacer.
  • Es capaz de gestionar correctamente los conflictos que le suceden.
  • No tiene comportamientos inadecuados o peligrosos.
  • Acepta las consecuencias en el caso de incumplir normas.
  • Está dispuesto a firmar un contrato familiar donde se establezcan normas que deberá cumplir en cuanto al uso de dispositivos móviles.
  • Acepta el control parental, así como facilitarte todas sus contraseñas y que puedas supervisar su móvil siempre que sea absolutamente necesario.
  • Acepta informarte siempre que se lo pidas sobre aquellas cosas que ve, las aplicaciones instaladas o con las personas con las que habla a través del móvil.

Guía de requisitos

Una vez que se decide regalar un móvil a un hijo adolescente, se deben reunir algunos requisitos y cumplirlos para que, de esta manera, se eviten peligros innecesarios cada vez que utilice el dispositivo. Lo ideal es llegar a un acuerdo sobre las normas a cumplir y que sean lo más claras posibles para evitar malentendidos.

Algunas de las normas tendrán que ver con el tiempo que se pasa ante las pantallas, las zonas o momentos en las que no se podrá aprovechar el dispositivo, las consecuencias de no cumplir las normas, etc.

Para tenerlo todo más claro te dejamos algunos requisitos a cumplir. Puedes adaptarlos teniendo en cuenta vuestras necesidades como familia:

  • Establecer límites claros (consensuados por todos).
  • Elaborar un plan nocturno para que no interfiera en las horas de sueño y descanso (dejar el dispositivo en un lugar fuera de la habitación y apagado).
  • Supervisa el uso que hace del móvil para evitar que visualice contenidos inadecuados siempre que sea necesario (pero no hacerlo constantemente para que vea que confiamos en su criterio).
  • Siempre deberás conocer sus contraseñas.
  • Debe aceptar que siempre que le llames o le escribas deberá contestar lo antes posible.
  • El teléfono tendrá que darlo a cualquiera de los progenitores a una hora establecida cada tarde y no podrá cogerlo hasta la hora pactada del día siguiente.
  • Tendrá que respetar a los demás con las interacciones online, del mismo modo que le gusta que le respeten.
  • Si se rompe o sufre daños, deberá ser responsable de los costes de reparación o sustitución ahorrando dinero.
  • No deberá usar la tecnología nunca para mentir o engañar a otros.
  • Nunca deberá usarlo para decir cosas que no diría a otros en persona o en presencia de sus padres.
  • Si quiere buscar por Internet solo deberá ser aquella información que podría enseñar a sus padres.
  • Si alguna vez tiene dudas o se siente mal por cualquier cosa sucedida en la interacción con otras personas a través del móvil, deberá avisar y contarlo inmediatamente a un adulto de confianza.
  • Cuando esté con otras personas charlando o en un acto social, deberá ponerlo en silencio.
  • Nunca deberá pedir ni enviar imágenes subidas de todo.
  • No hay que documentar todo, es más importante vivir las experiencias, por lo que el uso del móvil nunca deberá sustituir al disfrute de la vida real.
  • Los juegos y aplicaciones que se descargue en el móvil deberán ser aprobadas por los progenitores antes de su descarga.

Si piensas que tu hijo está preparado para tener un móvil, entonces no habrá problema para que cumpla los requisitos al tener su primer móvil. Potencia la confianza y la comunicación mutua y así podrá hacer un uso adecuado de su dispositivo sin que esto genere conflictos internos ni externos en el hogar.

Por supuesto, nadie es perfecto, tampoco los adultos, y es posible que alguna vez se encuentre en alguna situación que le resulte difícil manejar por él mismo. En estos casos, deberás ser su guía y enseñarle a cómo afrontarlo para que en el futuro sí sea capaz de resolverlo. Su autonomía será una oportunidad, puesto que vivimos en la era digital y saber usar bien cualquier dispositivo electrónico es, sin duda, un éxito para su vida.