Pautas que ayudarán a tu hijo a estudiar con eficacia

Es un proceso que les ayudará a aprovechar el tiempo sin que sea un plan sin límite de horas.

estudio

Hoy en día se cuestiona el hecho en sí de estudiar porque tenemos todo alcance de un clic en Internet, y además actualizado. Pero lo que no podemos perder de vista que para desarrollar la inteligencia es necesario trabajarla.

Serán sus herramientas para una buena eficacia y eficiencia de su tiempo de estudio

Necesitamos desarrollar las capacidades intelectuales a base de esfuerzo. Nos permitirá adquirir conocimiento para aplicar la lógica del razonamiento, la memoria y la imaginación.

Sin ellas comenzaremos a perder fuerza “en el cerebro”, al igual que la musculatura cuando no la entrenas.

Dejaríamos de generar nuevas ideas y dar soluciones a los problemas. Si no utilizamos la inteligencia perderemos la capacidad de decidir y lo harán otros por nosotros.

Estudio y calificaciones no son sinónimos

Todos somos diferentes y unos estudiantes tienen más facilidad que otros para obtener buenos resultados académicos.

Lo importante no es el resultado sino el esfuerzo. Sin lugar a dudas a todos les gusta obtener buenas calificaciones, pero no es el único objetivo.

Porque unos las obtendrán con menos esfuerzo que otros y no por eso tendrán más mérito. Lo que debemos valorar en nuestros hijos es su esfuerzo y honradez.

Para desarrollar una buena técnica de estudio es importante la planificación y el orden:

Al comienzo puede realizar un plan de trabajo del tiempo de estudio que va a llevar a cabo ese día:

  • Qué materias va trabajar.
  • Cuánto tiempo va a dedicar a cada una de ellas.
  • Valorar si ha cumplido su plan.

Es un proceso que le ayudará a conocer su realidad. Lo que piensa que puede hacer y lo que realmente hace. Con esta información podrá ir ajustando su plan de trabajo y cada vez será más real.

  • Podrá comenzar por las materias de dificultad baja para pasar a las que resulten más costosas y terminar con las más fáciles. Le ayudará a ser consciente del propio rendimiento y regular sus esfuerzos.
  • Es aconsejable que tengan una hora fija para comenzar a estudiar. A comienzo de curso quedan las actividades extraescolares establecidas y pueden disponer de un horario semanal de las horas que van a dedicar al estudio.
  • Es bueno establecer un horario semanal de todas sus actividades junto con el tiempo de estudio, del que disponen, para tener el mayor conocimiento de su realidad.

La importancia que le conceda nuestro hijo al horario de estudio determinará el cumplimiento del mismo. Le ayudará a librarse de la preocupación o angustia que conlleva la acumulación de tareas pendientes.

Os sugerimos que podáis hablar con vuestros hijos de todo esto para acompañarlos en la buena planificación y organización de su tiempo para su estudio y realización de proyectos y tareas.

Tratando de que sean ellos quienes realicen su plan de trabajo y vosotros podáis acompañarles en lo que necesiten. Pero no con el objetivo de “controlar” sino más bien de asesorar.

Ideas

  • ¿Cuál es vuestro horario de estudio? A qué hora comienza y a qué hora termina; cómo organiza su tiempo durante ese periodo.
  • Establecer un tiempo de trabajo para realizar las tareas y otro tiempo para estudiar al día las materias que han dado cada día, sin esperar a que se fije la fecha de examen.
  • Valorar como eliminar los distractores que pueden afectar a su rendimiento. Evitar hacer uso de ellos, de tal forma que el tiempo que han establecido de plan de trabajo no sea interferido por ninguno de ellos.
  • Sobre todo, al comienzo ayudarle a que se autoevalúe sobre el plan que ha establecido. Le ayudará a un mejor conocimiento de el mismo.
  • Potenciar su espíritu de mejora sobre su estudio realizando esquemas, resúmenes que faciliten el repaso, etc…

Patricia Cigaran

Experta en Educación / España

Experta en Educación Familiar con más de 20 años de experiencia en la dirección de colegios infantiles.