Cómo conseguir que mi hijo no se enganche a Tiktok

Los jóvenes pasan cada vez más tiempo dentro del mundo virtual en aplicaciones como TikTok

tiktok

Es sabido que los niños y los adolescentes pasan mucho tiempo en las redes sociales, entre ellas, TikTok. Las redes sociales se han convertido en una forma normal de relación entre los jóvenes. Se expresan, hablan entre ellos y conocen el mundo. El problema radica en que pasar demasiado tiempo en las redes sociales tiene consecuencias en su salud mental.

Desde el hogar es necesario conocer estrategias para evitar que los niños se enganchen a TikTok

La falta de criterio dentro del mundo virtual hace que los jóvenes comparen con su vida real y que comiencen a tener problemas de autoestima.

La relación entre iguales en la infancia es fundamental para tener un buen desarrollo, pero muchos de ellos deciden refugiarse en el mundo online. Esto puede hacer que se aumente la exposición a riesgos como el ciberacoso o que visualicen contenidos inapropiados para su edad.

TikTok: más control por parte de los progenitores

Al aumentar el consumo de los menores en plataformas sociales como TikTok, de forma paralela existe un aumento del uso de controles parentales. Establecer límites es la opción más utilizada por los progenitores, así como el bloqueo de las apps.

Se deben tener en cuenta las bases del control parental y que los progenitores tengan un papel activo tanto en el tiempo que sus hijos e hijas pasan delante de las pantallas como el contenido que están consumiendo. Para conseguir que los jóvenes no se enganchen a TikTok desde la familia hay que tener en cuenta ciertos aspectos importantes:

Limitar el tiempo de uso de TikTok

Es básico limitar el tiempo de uso de los dispositivos móviles. Si esto ocasiona conflictos dentro de la familia, entonces hay que establecer nuevos límites y trabajar con consecuencias.

Sin castigos, pero con consecuencias

Dentro de la crianza no es necesario emplear los castigos porque además de no servir, solo aumentan el rencor de los hijos ante los padres por no entender la conducta parental punitiva hacia ellos. En este sentido, se debe educar con consecuencias de comportamiento y que los jóvenes sepan qué se espera de ellos en cada momento concreto para que tengan más control sobre su conducta.

Momentos sin pantallas… y sin TikTok

En la familia es importante establecer momentos en el día donde no haya pantallas ni móviles para nadie, como por ejemplo una hora antes de dormir, durante el estudio o mientras se pasa tiempo en familia.

Estar pendientes del contenido

Los progenitores deberán estar pendientes sobre los contenidos que sus hijos e hijas consumen y que sean adecuados para su edad y desarrollo. No solo en vídeos de TikTok, sino también en YouTube, en las apps que se descargan, etc.

Fomentar la comunicación en la familia

Para fomentar la comunicación en la familia hay que trabajar el diálogo y la confianza. Hablar con los jóvenes en confianza para que se den cuenta de que estamos de su lado es clave, pero además de hablar, también hay que saber escucharles no solo para conocerles mejor, sino también para que se sientan seguros y respetados.

Fomentar actividades al aire libre en familia

Fomentar actividades al aire libre en familia es necesario no solo para reforzar los vínculos, sino también para que los infantes y adolescentes conecten con la naturaleza y se conozcan mejor a ellos mismos.

De esta manera, los hijos no se engancharán a TikTok, pero también tendrán las herramientas necesarias para no hacerlo al mundo virtual en general. Aprenderán a tener criterio propio y a disfrutar de la vida real sin compararla con el mundo online. Así, a medida que vayan creciendo se evitarán problemas de autoestima, inseguridad o problemas de salud mental como la depresión.

En definitiva, para conseguir que los hijos e hijas no se enganchen a TikTok o cualquier otra plataforma del mundo virtual, no se trata de prohibir, sino de educar en la crianza y a enseñarles a tener pensamiento crítico, a que valoren su tiempo, las experiencias vividas y a gestionarse de forma autónoma.