Actividades creativas para realizar con niños en verano

Creatividad a la hora de disfrutar del calor con los peques

actividades-creativas-verano

El calor del verano puede resultar aplastante, pero también muy divertido si nos animamos a sacarle provecho. Quizás para muchos sea el momento ideal para una escapada vacacional, una colonia o para disfrutar del aire acondicionado y una buena pantalla, pero si quisiéramos aprovechar para realizar actividades un poco diferentes y bien veraniegas desde casa con nuestros niños se pueden, calor de por medio y todo.

Y digo “aprovechar” porque este tiempo de verano no solo nos propone un clima propicio para ciertas actividades, sino que suele ser el momento en el que más podemos compartir con los pequeños escolares que se encuentran en vacaciones de verano.

Ideas creativas para hacer actividades en verano

Te dejamos cinco ideas para pasarla bien junto a ellos en estos meses tan calurosos:

Campamento casero

Si disponemos de un patio, terraza o balcón amplio, que mejor que una pequeña experiencia de campamento. ¿Y si no tengo nada de espacio exterior? Hacerlo dentro de casa también es una opción, con algunos cambios aquí y allá. Algo rico de comer, linternas, repelente, bolsas de dormir, una tienda y todos adentro a disfrutar.

Contar historias, jugar algún juego en familia, o incluso tematizar la experiencia de acampar, las posibilidades son infinitas y no deja de ser una pequeña gran aventura, dentro de casa. Incluso podemos aprovechar algo que el invierno nos complica más: la noche y las luces. Juegos de luces, bolos luminosos, pintura neón con luz violeta, teatro negro, fabricación de lámparas de papel o botella, o competencia de sombras chinescas.

Aprovechar el agua

Momento para mojarnos si los hay. Toda actividad con agua puede volverse un planazo. Parques acuáticos y piletas de club desde ya, pero si queremos hacerlo desde casa: desde circuitos con juegos que mojan, búsquedas del tesoro en la pileta (del tamaño que sea), experimentos científicos sin miedo a mancharse hasta guerra de bombuchas (o de esponjas para que no duela el impacto), burbujas, pintura con hielos de colores (colorante para alimentos) y carreras de barquitos.

Juegos de verano

Juegos sencillos como romper globos de agua sin manos, carreras con cucharas y bombuchas, competencia de lanzamiento, pasaje de vasos llenos de agua en fila por arriba de la cabeza, hockey de jabón con escobas, son todos juegos que pueden realizarse solos o en un circuito competitivo.

Quien menos se moje gana, o quién más agua junta gana. Todo juego puede pasar a ser acuático en este momento. Barro, jabón y pintura al agua, todo permitido y sin necesidad de pileta.

Actividades en la naturaleza

Para aquellos niños o niñas más manuales, que disfrutan de actividades más mecánicas o naturales, comenzar a plantar un huerto u organizar una búsqueda de fósiles puede ser un gran plan. Plantar flores, verduras o frutas, y hierbas puede convertirse en una linda actividad de verano que tira para el largo plazo.

Poder ver el crecimiento de las plantas, regarlas y cuidarlas a diario quizás no suena tan divertido para nosotros, pero para muchos peques es una actividad hermosa y entretenida. Vital elegir plantas de fácil cuidado y rápido crecimiento. Se pueden sumar propuestas como adivinar (sin ver) las hierbas por su olor, teñir flores o crear helados de agua con hierbas y frutas.

Pero otra idea también en este departamento podría ser la búsqueda de fósiles: con tan solo rocas pintadas escondidas por el jardín, las macetas o la casa en general podemos realizar un diario arqueológico de lujo. Si no son rocas, pueden ser papas cortadas, que luego podemos imprimir con pintura en alguna hoja de descubrimiento.

Competencias familiares de talentos

Podemos organizar un rally familiar y jugar entre todos. Poniendo algunas metas que podemos analizar juntos cada noche o cada lunes, podemos poner a prueba nuestras destrezas en diversas áreas.

Competencias como: la mejor foto de la semana, el video más divertido, la mejor anécdota de algo que me pasó en estos 7 días, quién le pone cosas más ricas a su helado esta noche, quien dibuja o copia mejor una imagen, quien hace mejor la misma coreografía, o mejor disfraz. Siempre haciendo énfasis en la diversión más que en el ganar, estos pequeños juegos competitivos pueden darle un toque de humor a noches tradicionales o generar momentos de unión y compartir durante la semana.

Una linda y moderna variante a la famosa búsqueda del tesoro son los escape rooms al aire libre. Si bien existen emprendimientos y páginas existentes que proveen plantillas que se pueden imprimir para poder jugar (y para diversas edades), con un poco de ingenio podemos crear nuestro propio juego de escape en la naturaleza.

Misiones como escapar de una isla, descubrir el misterio en una casa embrujada o derrocar algún villano con poderes especiales son solo algunas de las temáticas que pueden servir de guía para un juego que, con acertijos, enigmas, accesorios y hasta música de fondo pueden ayudar a crear una experiencia diferente. Para niños un poco más grandes o grupos de niños con edades diversas.

Heliana Moriya

Docente de música de niveles inicial, primario y secundario

Psicopedagogía