Apps de música para adolescentes, ¿cuál usar?

La facilidad de hacer música es el detonante para que los jóvenes se hayan lanzado a producir sus canciones

musica-app

La música es una parte fundamental de la formación en la cultura e influye en las emociones y costumbres de los adolescentes y los niños. Es un factor clave en el desarrollo de la personalidad y contribuye en la evolución de la conducta. También se le atribuye el desarrollo de conductas de identidad como la ropa, el vocabulario o la estética personal.

La diversidad de estilos musicales ayuda a construir su identidad

Durante las últimas décadas, el consumo de la música ha sufrido un cambio radical, tanto en cantidad como en el modo de escucha y disfrute.

Por norma general, un artista ofrecía al mercado un nuevo disco y para escucharlo teníamos que esperar mucho tiempo. Ahora, sin embargo, se realizan millones de lanzamientos semanales de singles mediante streaming, accesibles para todo el mundo con solo un clic.

Los gustos musicales de los actuales adolescentes son, en gran parte, los que van marcando tendencias en el mercado, puesto que son los mayores consumidores de música.

Es por este motivo que plataformas como las que veremos a continuación hacen estudios a final de año para entender hacia dónde se dirigen los gustos musicales globales y poder posicionarlos con solo entrar a la aplicación.

De hecho, es muy común presentar resultados personalizados a los usuarios bajo el tema: ‘Tus 10 canciones favoritas de este pasado 2020’, “Canciones que te gustan”, Listas de distribución On Repeat y Repet Rewind, entre otras.

Pero la música no sólo es influyente cuando es escuchada. Es una gran fuente de inspiración y creatividad y, por encima de todo, de experimentación.

De la misma forma que puedes escuchar millones de canciones con un solo clic, hoy en día ya es posible que millones de personas escuchen tus canciones con un solo clic.

La facilidad de hacer música hoy en día con un simple ordenador, incluso un smartphone, ha sido el detonante para que muchos jóvenes artistas se hayan lanzado a producir sus propias composiciones y transmitir emociones, cultura, costumbres e identidad.

Beneficios de la música en los adolescentes

La inteligencia musical es la capacidad para apreciar, discriminar y expresar formas musicales. Además, desarrolla habilidades vinculadas con la observación. Según Howard Gardner, la inteligencia musical es uno de los primeros tipos de inteligencia en aparecer y desarrolla una sensibilidad especial a la hora de identificar el ritmo, el tono, la melodía y el timbre de una pieza musical.

Tal como lo afirman en el blog Get Healthy Stay Healthy de Pfizer Medical Team, múltiples investigaciones destacan que la música ayuda a:

  • Reducir el estrés.
  • Pensar creativamente y a resolver problemas imaginando soluciones diferentes.
  • Mejorar el rendimiento en general cuando realizas ejercicios.
  • Calmar el dolor.
  • Disminuir la ansiedad.
  • Aumentar el optimismo.
  • Mejorar el estado de ánimo y la memoria, entre otros.

Por esta razón, potenciar la educación y el disfrute de la música en el hogar puede ser un gran aliado cuando se trata de educar a nuestros hijos.

Te recomendamos que, en familia, puedas acceder a disfrutar y compartir listas de música a través de aplicaciones sencillas. Las siguientes son las apps más utilizadas en el mercado y disponen de planes gratuitos, de pago o familiares. ¡Seguro que alguno se ajusta a tus necesidades!

Las Apps más TOP para escuchar música

Spotify

Sin duda esta es la aplicación de música en streaming más popular de los últimos tiempos. Su gran popularidad se debe a la facilidad de uso y al interminable catálogo de canciones que uno puede encontrar dentro de la plataforma.

Algo que sin lugar a dudas es uno de los puntos fuertes de Spotify es la capacidad de encontrar listas de reproducción predeterminadas, en función de los intereses del usuario o de las distintas situaciones cotidianas tales como: Música para salir a correr, Música para trabajar, Música en función del estado de ánimo, etc.

Está disponible en versión Freemium (con anuncios cada 30 minutos) y muy pocas funciones, y versión Premium (con planes familiares) donde no hay anuncios y tienes muchas funcionalidades disponibles tales como: guardar música para disfrutar sin conexión o moverte entre canciones sin ningún tipo de límite.

Apple Music

Apple Music destaca por ser una aplicación nativa, por lo que solo está disponible en productos Apple. A diferencia de Spotify, no permite el Freemium, por lo que si quieres disfrutar del servicio, vas a tener que pagar sí o sí.

Esta aplicación es muy popular entre los usuarios del Apple Watch, puesto que tiene integración directa. Si sales a hacer deporte, no necesitas llevar tu Iphone para poder disfrutar de tu música.

Algo con lo que está jugando Apple hace ya un par de años y que tiene a muchos adolescentes a la expectativa es que muchos artistas (como Taylor Swift o Flume) hacen el lanzamiento exclusivo de sus álbumes en Apple Music, algo que junto a su infinito catálogo le da un plus frente a Spotify.

Amazon Prime Music

El gigante de la venta online también tiene su propio servicio de reproducción de música por streaming. Amazon empezó con su servicio ‘Kindle Unlimited’, un catálogo repleto de libros a modo suscripción.

La oferta de canciones en streaming de Prime Music, disponible tanto en IOS como en Android, permite transmitir la música que has comprado en Amazon, así como música almacenada en el propio smartphone o tablet.

Con la suscripción anual, también se puede acceder a un catálogo de más de un millón de canciones.

Youtube Music

Youtube music es la heredera de lo que conocíamos como Google Play Music.  En el apartado Recomendados aparecen canciones similares al estilo de la música a la que has estado escuchando, artistas o playlist similares, álbum y canciones del mismo artista así como una pequeña descripción del mismo.

Lo que puede resultar interesante es disponer del acceso a los lyrics o al contenido marcado como “contenido que te gusta” en la que se reúnen todos aquellos vídeos musicales que hemos marcado con un “like” en Youtube.