Hábitos saludables con la vuelta al cole

cole_vida-sana

La vuelta a la rutina escolar puede convertirse en el momento ideal para revisar los hábitos de nuestros hijos en relación con el sueño, la alimentación y el ejercicio físico. ¡No te lo pierdas!

Los buenos hábitos contribuyen a un mejor rendimiento escolar

El comienzo del curso escolar es, realmente, el inicio de un nuevo año para los niños. Después de las vacaciones, llega el momento de volver al colegio y de adoptar nuevos propósitos tanto a nivel escolar (llevar los deberes al día, estudiar más), como a nivel de salud.

Es necesario crear nuevas rutinas que mejoren la salud física y mental de los chicos.

Dormir bien, llevar una dieta saludable o hacer ejercicio físico con regularidad ayudará a los niños a rendir mejor, estar más alegres, aprender más fácilmente y evitar ciertas enfermedades como la obesidad.

Estos son algunos de los hábitos que debes potenciar:

Sueño

  • Los horarios del verano se acabaron, es el turno de acostarse pronto para poder dormir entre 9 y 11 horas, dependiendo de la edad del niño.
  • Si el niño duerme menos, afectará tanto a su crecimiento como a su aprendizaje. Por eso, se debe fijar una hora para irse a la cama que puede estar entre las 9 y las 11 de la noche, según la edad del niño y la hora de levantarse.
  • Los primeros días puede costarle un poco más dormirse más pronto, pero en cuanto su cuerpo esté más cansado por levantarse temprano, se irá acostumbrando.

El sueño es muy importante también para los adolescentes, así que no le permitas trasnochar. Quita de su habitación distracciones como la televisión, el móvil, el ordenador, la tablet o los videojuegos.

Alimentación saludable

  • Un buen desayuno es esencial para aguantar la jornada escolar, tener energía tanto física y mental.
  • Si el chico se va al colegio sin desayunar, le costará más aprender, razonar, memorizar, etc.
  • La primera comida del día- debe incluir cereales, lácteos, proteínas y una ración de frutas.
  • Hay que asegurarse que el menú escolar incluye nutrientes saludables como verduras, legumbres, carnes magras, pescados, etc.
  • La merienda y la cena deben completar los nutrientes esenciales para que su dieta sea saludable.
  • Es importante que coma de todo, potenciando los alimentos frescos y naturales y reduciendo el consumo de aquellos menos sanos como ultraprocesados, comida rápida, azúcares… La forma de cocinar también es importante para mejorar su salud.
  • Y asegúrate de que bebe suficiente agua al día para acostumbrarse a estar bien hidratado.

Si estableces unos buenos hábitos de alimentación, mejorarás su salud actual y futura, enseñándole a comer bien.

Ejercicio físico

  • El ejercicio físico regular es fundamental para evitar ciertas enfermedades como el sobrepeso o la obesidad, así como para potenciar su equilibrio, coordinación, fuerza, desarrollo social…
  • Las clases de educación física del colegio no son suficientes, es conveniente que dedique varias tardes a la semana a realizar algún deporte o actividad que le guste, ya sea de equipo (fútbol, baloncesto, balonmano), como individual (tenis, natación).
  • Apúntale a alguna actividad extraescolar que le guste y le motive teniendo en cuenta sus gustos y su edad.
  • Además, es conveniente fomentar las actividades al aire libre de tu hijo, como jugar en el parque, ir andando o en bici al colegio, salir a pasear en familia…
  • Estar al aire libre ofrece muchos beneficios para la salud. No dejes que tu hijo se pase las tardes encerrado en casa jugando a la consola.

Ahora que comienza un nuevo curso, es momento de adoptar nuevos hábitos más saludables para asegurar su salud presente y futura, además de mejorar su rendimiento escolar.

Irene García Pérez

Periodista / España

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.